Niños y adultos aprenden a ser más responsables con un acuario.